Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

Cómo mantener limpio el cuarto del bebé

Consejos de nuestros expertos.
Cómo mantener limpio el cuarto del bebé

Crea un centro de operaciones en el cuarto del bebé con todo lo que necesitas en el lugar correcto.

En esta etapa tan vulnerable de la vida de tu hijo debes prestar mucha atención a los gérmenes que pueden estar escondidos en su habitación. Comienza concentrando tus esfuerzos en limpiar el cambiador de pañales y la cuna.

Un cambiador práctico

Los mejores cambiadores de pañales son los que tienen gavetas o estantes para guardar pañales adicionales y otros suministros, como productos de limpieza rápida. Es recomendable tener cerca un bote contenedor de pañales sucios con sistema de bloqueo de olores, y mantener los artículos de limpieza como las toallitas desinfectantes Clorox® Disinfecting Wipes y el limpiador Clorox® Anywhere® Hard Surface™ Daily Sanitizing Spray, a la mano, ya que los necesitarás para limpiar el mueble después de cambiar cada pañal.

Notas para la cuna

Las superficies duras, no permeables de la cuna de tu bebé pueden limpiarse y desinfectarse con Clorox® Disinfecting Wipes, pero también debes considerar colocar varias sábanas en el colchón para emergencias nocturnas. Una capa puede estar compuesta por una cubierta impermeable y una sábana. Si tienes dos capas, simplemente puedes quitar una después de que ocurra un accidente y te quedará una capa limpia. Es fácil pasar por alto áreas como la barra a lo largo de la baranda de la cuna de tu bebé donde les encanta poner la boca; recuerda desinfectarla diariamente con una solución de Clorox® Regular Bleach2 y agua como un remedio efectivo para la acumulación de gérmenes.

Trata de evitar las cortinas porque atraen el polvo, y en su lugar usa persianas que se limpian fácilmente. Asegúrate de aspirar y quitar el polvo con frecuencia, al menos cada unos días, para reducir los niveles de polvo y ácaros.

Al final, lo más importante es la organización. Si tienes métodos fáciles de desechar los pañales y limpiar el cuarto, estarás preparada para ayudar a que la habitación de tu hijo esté siempre limpia y saludable.

*Utiliza el producto según las indicaciones.

Fuente www.thebabydepartment.com