Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

¿Cuál es la diferencia entre limpiar, higienizar/sanitizar y desinfectar?

Las palabras "limpiar", "higienizar/sanitizar" y "desinfectar" no significan lo mismo. Es importante comprender en qué se diferencian para poder elegir los productos adecuados y usarlos correctamente en las superficies.

Más de los expertos de Clorox
Elimina el 99.9% de
virus y bacterias*.

*Cuando se usa según las indicaciones en superficies duras, no porosas.

Elimina el 99.9% de
virus y bacterias*.

*Cuando se usa según las indicaciones en superficies duras, no porosas.

Clorox Product Family

Generalmente sabemos que necesitamos higienizar/sanitizar o desinfectar una superficie si queremos matar sus gérmenes, pero no siempre entendemos lo que esto significa, o tenemos claro que higienizar/sanitizar y desinfectar son cosas diferentes. Además, estos términos a menudo son usados de forma intercambiable, o como sinónimos de limpieza, lo cual no es adecuado y aumenta todavía más la confusión. 

Las palabras sanitizador (sanitizer, en inglés) y desinfectante (desinfectant, en inglés) son términos que utiliza la EPA para clasificar los productos que afirman matar gérmenes en función de su eficacia para destruir microorganismos. Aunque hay muchos ingredientes que pueden matar gérmenes, el solo hecho de tener alguno de estos ingredientes en su composición no es suficiente para declarar que un producto elimina gérmenes; este producto debe estar registrado por la EPA y mostrar el número de registro de la EPA en su etiqueta.

Ahora, veamos qué significan específicamente limpiar, higienizar/sanitizar y desinfectar.

LIMPIAR (cleaning) elimina la suciedad

Limpiar es un proceso físico que elimina la suciedad y la mugre de las superficies, generalmente frotando, fregando, lavando o aspirando. El uso de un producto de limpieza puede facilitar la eliminación de la suciedad, pero no necesariamente eliminará los gérmenes. La limpieza es un importante primer paso que prepara una superficie dura no porosa para que un producto higienizante/sanitizador o desinfectante funcione de manera efectiva cuando sea aplicado.

HIGIENIZAR/SANITIZAR (sanitizing) reduce los gérmenes a niveles seguros

Un higienizante o sanitizador (sanitizer) es un producto que disminuye el número de bacterias en las superficies a niveles considerados seguros por los códigos o reglamentos de la salud pública. Los productos que afirman ser higienizantes deben estar registrados en la EPA. Dicho registro incluye instrucciones de uso específicas que deben seguirse para que el producto funcione de manera efectiva. También enumera todos los organismos contra los que el producto es efectivo cuando se usa según las indicaciones. Ten en cuenta que los productos higienizantes aprobados por la EPA solo pueden afirmar que matan bacterias, pero no virus.

DESINFECTAR (disinfecting) mata los gérmenes

La desinfección es un nivel más alto de eliminación de gérmenes que la higienización/sanitización. Los desinfectantes matan o eliminan de manera efectiva diversas bacterias y virus de las superficies inanimadas, y también están regulados por la EPA. Desinfectar superficies duras no porosas es una de las formas más confiables de ayudar a reducir el riesgo de propagación de gérmenes en las superficies al tocarlas.1

Los desinfectantes generalmente requieren que la superficie a tratar sea previamente limpiada para eliminar la suciedad visible antes de aplicar el producto desinfectante. Esto se debe a que los desinfectantes se descomponen en presencia de materia orgánica, lo que puede reducir la concentración del ingrediente activo a un nivel que podría no ser adecuado para lograr la desinfección.

Cuando quieras eliminar los virus causantes del resfriado y de la gripe, así como de COVID-19, es importante que utilices solo desinfectantes registrados por la EPA. Para ayudarte a elegir el desinfectante apropiado, consulta la siguiente lista:   https://espanol.epa.gov/espanol/lista-n-desinfectantes-para-usar-contra-sars-cov-2.

Cómo saber cuándo higienizar/sanitizar o desinfectar una superficie

El nivel de eliminación de gérmenes que necesitas depende de la situación. Lo más importante es asegurarte de que el producto que utilices para matar gérmenes esté registrado por la EPA y que sigas todas las instrucciones escritas en la etiqueta del producto, incluyendo el paso de limpieza previa y/o el paso final de enjuague, cuando sea necesario.

Para ayudar a prevenir la propagación de bacterias que pueden causar enfermedades, la higienización rutinaria de superficies duras no porosas debe realizarse regularmente en lugares como guarderías, escuelas y transporte público, así como en las superficies tocadas con mayor frecuencia en el hogar. Los restaurantes y otros negocios en donde se manipulan alimentos también deben higienizar de forma rutinaria las superficies duras no porosas que entran en contacto con alimentos, para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades. Esto también aplica a todas las cocinas, especialmente después de manipular carne cruda de animales.

Si un miembro de tu hogar acaba de recuperarse de una enfermedad causada por un virus, es mejor desinfectar (no basta con solo higienizar/sanitizar) las superficies, ya que los sanitizadores aprobados por la EPA solo pueden declarar que matan bacterias, mientras que los desinfectantes aprobados tienen la capacidad de matar tanto virus como bacterias. En entornos educativos o de cuidado infantil, es necesario desinfectar regularmente las superficies utilizadas para cambiar pañales o aprender a ir al baño, y en los lugares donde ocurren accidentes que involucren fluidos corporales.

Algunos productos están registrados por la EPA tanto para higienizar/sanitizar como para desinfectar. Estos dos procesos requieren diferentes instrucciones de uso del producto. Normalmente se diferencian en el tiempo de contacto (el tiempo que la superficie a tratar debe permanecer visiblemente mojada con el producto) y/o en la concentración del producto requerida para lograr el objetivo buscado en cada caso. Es importante leer y seguir las instrucciones de uso del producto para asegurar que funcione correctamente y se cumpla el propósito previsto: higienizar/sanitizar o desinfectar. 

Artículos relacionados

Productos relacionados

  • 1.

    Según la Dra. Saskia Popescu, Ph.D, MPH, MA, CIC, epidemióloga Senior para la prevención de infecciones hospitalarias en HonorHealth y consultora remunerada de Clorox.