Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

Cómo lavar e higienizar los platos con blanqueador

Different clean plates in dish drying rack on kitchen counter

Al lavar los platos puedes eliminar la suciedad visible, pero no es suficiente para matar bacterias como la salmonela. Para higienizar tus platos y recipientes de comida, puedes enjuagarlos con una solución de agua y blanqueador después de lavarlos.

Más de los expertos de Clorox
Consejo de Mary Gagliardi
Elimina el 99.9% de
virus y bacterias*.

*Cuando se usa según las indicaciones en superficies duras, no porosas.

Elimina el 99.9% de
virus y bacterias*.

*Cuando se usa según las indicaciones en superficies duras, no porosas.

Clorox Product Family

Los gérmenes y los virus pueden sobrevivir durante horas en superficies duras, por lo que es una buena idea higienizar periódicamente artículos como platos y recipientes de alimentos, para reducir la cantidad de gérmenes que puede haber en ellos. Esto es especialmente importante si alguien en tu hogar acaba de recuperarse de un resfriado, gripe o algún otro virus contagioso.

Bacterias en superficies adyacentes a alimentos

Además de los virus del resfriado común y de la gripe, las bacterias peligrosas que se encuentran en las superficies adyacentes a los alimentos también pueden causar intoxicación alimentaria. Este problema no solo aplica a los platos y vasos de vidrio. Las loncheras, los recipientes de plástico para guardar alimentos, las botellas de agua e incluso los popotes/sorbetes/pitillos reutilizables de acero inoxidable pueden verse afectados. Afortunadamente, este problema es fácil de resolver. Lo único que tienes que hacer es higienizar tus platos y utensilios de cocina con una solución de blanqueador después de lavarlos y enjuagarlos.

Utiliza la tabla que se muestra a continuación para determinar cuánto blanqueador y agua necesitarás para preparar tu solución higienizante.

ContenedorCantidad de aguaCantidad de blanqueador
Fregadero grande3 galones2 cucharadas
Recipiente grande2 galones1 cda + 1 cdita
Recipiente pequeño1 galón2 cucharaditas
Botella de agua de 32 oz.Llenar con agua½ cucharadita
Termo de café de 24 oz.Llenar con agua¼ + ⅛ cdita
Botella de agua de 16 oz.Llenar con agua¼ cucharadita

Artículos relacionados

Lo que vas a necesitar

Pasos para higienizar los platos

  1. 1

    Lava bien los platos

    Llena tu fregadero, o un recipiente grande, con agua caliente y jabón para lavar los platos. A medida que los vayas lavando, colócalos en un segundo recipiente lleno de agua limpia o en la otra mitad de tu fregadero.

    Consejo

    No utilices blanqueador para lavar acero que no sea inoxidable, aluminio, plata o esmalte desconchado. Lava estos materiales con agua hirviendo para desinfectarlos.

    washing dishes
  2. 2

    Enjuaga los platos

    Sumerge los platos enjabonados en el agua de enjuague. Puedes dejarlos allí mientras preparas la solución de blanqueador y agua.

    faucet with water
  3. 3

    Prepara la solución de agua y blanqueador

    Utiliza la tabla que se muestra al comienzo de este artículo para determinar la cantidad de blanqueador y agua que debes usar para preparar la solución con las proporciones correctas en tu caso específico. Utiliza agua fría del grifo. Para este paso puedes usar una tercera bandeja honda o limpiar tu fregadero y mezclar allí el blanqueador con el agua.

    pouring bleach mixing with water
  4. 4

    Higieniza los platos

    Sumerge los platos en la solución de agua y blanqueador, dejándolos en remojo durante 2 minutos.

    peron soaking something in a bucket
  5. 5

    Deja que los platos se escurran goteando y se sequen al aire.

    Saca los platos de la solución de blanqueador y transfiérelos a la rejilla para que se sequen al aire. No es necesario enjuagarlos con agua después de sacarlos de la solución.

    Different clean plates in dish drying rack on kitchen counter

Preguntas frecuentes

¿Necesito usar agua de la llave para higienizar los platos?

Sí, pero solo debes usar agua que es potable. Esta aplicación del blanqueador es diferente a lo que recomendamos para hacer que el agua sea segura para beber en casos de emergencia.

¿Por qué no puedo simplemente agregarle blanqueador al agua jabonosa?

Los pasos de lavado, enjuague e higienización deben realizarse por separado. Esto se debe a que el blanqueador se degrada muy rápidamente en presencia de materia orgánica. Por lo tanto, los restos de alimentos que salen de tus platos degradarían muy rápidamente el blanqueador si estuvieran juntos en la misma solución, lo cual significa que ya no tendrías la concentración correcta de blanqueador que necesitas para matar bacterias.

¿Puedo usar Splashless Bleach para higienizar mis platos?

No — a pesar de que el blanqueador Clorox® Splash-Less® Bleach ahora está registrado por la EPA, higienizar platos y otras superficies que entran en contacto con alimentos no es un uso aprobado en el registro de la EPA.

¿Puedo poner blanqueador en mi lavavajillas con mis platos?

El blanqueador común no está diseñado para usarse por sí solo en un lavavajillas doméstico. En su lugar, busca detergentes para lavaplatos automáticos que ya contengan blanqueador. Algunos lavavajillas comerciales (como los que verías en un restaurante u otra institución) permiten el uso de blanqueador según el modelo. Consulta el manual de instrucciones o solicita a un técnico de servicio que te oriente sobre el uso adecuado de estos equipos.

Compré mi blanqueador en una tienda mayorista y tenía un nombre diferente. ¿Puedo usarlo para higienizar mis platos?

Sí. Dependiendo de dónde hayas comprado el blanqueador, también puedes usar cualquiera de los siguientes productos: Clorox® Bleach1, Clorox® Regular Bleach3, Clorox® Performance Bleach2 and Clorox® Germicidal Bleach4.

¿Puedo lavar los platos con blanqueador?

Puedes lavar los platos como de costumbre y luego sumergirlos en una solución de blanqueador Clorox® Disinfecting Bleach diluido en agua para higienizarlos.

¿Cómo puedo asegurar que mi solución de blanqueador es lo suficientemente fuerte?

Utiliza una tira reactiva para detectar los niveles de cloro y confirmar que la concentración de la solución es correcta. Esta debe tener 185 ppm de cloro disponible. Si el nivel es demasiado bajo, agrega cuidadosamente una pequeña cantidad de blanqueador y vuelve a realizar la prueba con una tira reactiva nueva.

Si estás higienizando una cantidad grande de artículos, realiza esta prueba periódicamente para asegurarte de mantener el nivel correcto de blanqueador activo en la solución. Si es necesario, agrega una pequeña cantidad de blanqueador cuando el nivel de cloro descienda a menos de 185 ppm.