Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

¿Puedo lavar ropa de colores con blanqueador?

¿Cómo sabes si puedes lavar una tela de colores usando blanqueador, sin dañarla? Con esta prueba rápida y fácil podrás determinar si una tela desteñirá o no al ser blanqueada.

Más de los expertos de Clorox
Consejo de Mary Gagliardi
Obtén más por menos con paquetes de productos

Encárgate de la suciedad con un 10% de descuento en paquetes de limpieza preseleccionados o crea tus propias combinaciones de productos.

Obtén más por menos

Ahorra un 10% en paquetes de limpieza preseleccionados o crea tus propias combinaciones de productos.

La posibilidad de lavar ropa de colores con blanqueador de forma segura depende del tipo de tinte utilizado en la tela y de cómo fue aplicado. Es algo que no podrás saber a simple vista. Para ello debes realizar una prueba de resistencia del color en un lugar oculto del tejido, utilizando una solución de agua y blanqueador. Esta prueba es fácil de hacer y en unos pocos minutos te mostrará si el lavado con Clorox® Bleach afectará o no el color de la tela.

Una vez que verifiques que la tela puede lavarse con blanqueador de forma segura, puedes agregarla con otras prendas de ropa en la misma carga que planeas lavar con blanqueador.

Verifica el contenido del tejido

Consulta la etiqueta de cuidados de la prenda para saber de qué está hecha la tela. Puedes blanquear de forma segura tejidos de algodón, poliéster, nailon, acrílico y rayón, pero siempre debes evitar lavar con blanqueador tejidos de lana, seda, angora, cuero o spandex, aunque solo contengan un pequeño porcentaje de estos materiales. Una vez que confirmes que la ropa que deseas lavar está hecha de una fibra apta para blanqueador, verifica si su color no va a desteñirse al ser lavado con blanqueador.

Artículos relacionados

Cómo probar si un color destiñe al ser lavado con blanqueador

Si pruebas primero la resistencia del color y verificas que no destiñe, podrás lavar tranquilamente la ropa de color utilizando blanqueador.

Realiza la prueba en una parte oculta o poco visible de la prenda, como el interior del dobladillo o en una costura. Este dato es importante para evitar arruinar la prenda, en caso de que la tela destiña. 

Busca lo que vas a necesitar

Pasos para probar blanqueador en ropa de colores

  1. 1

    Mide el agua

    Agrega ¼ de taza de agua en la taza de medir.

    faucet with water
  2. 2

    Mide el blanqueador

    Agrega 2 cucharaditas de Clorox® Bleach al agua en la taza de medir. Usa la cucharita medidora para mezclar el blanqueador y el agua, luego enjuaga la cucharita con agua limpia.

    measuring spoon with liquid
  3. 3

    Encuentra un lugar discreto de la tela

    Voltea la prenda para que puedas acceder fácilmente al interior del dobladillo, el forro del bolsillo o una costura interior. Hacer la prueba en un área oculta de la tela garantiza que, si el resultado de la prueba es negativo, no se notará.

  4. 4

    Aplica una gota

    Utiliza la cuchara de medir más pequeña que tengas (⅛ o ¼ de cucharadita) para aplicar una sola gotita de la solución de prueba sobre la tela. Intenta que la gota sea lo más pequeña posible para que no se pase hacia el otro lado de la tela. Espera 1 minuto, luego enjuaga y seca la tela.

    Consejo

    Si tu artículo tiene varios colores, asegúrate de realizar la prueba en cada color por separado.

    dropper
  5. 5

    Verifica si hubo algún cambio en el color

    Si no ves ningún cambio en el color, significa que la tela no destiñe y puedes agregar la prenda junto con el resto de tu ropa blanca en la próxima carga que laves con blanqueador. Si observas cambios en el color, significa que la tela no es apta para ser lavada con blanqueador común y en su lugar debes utilizar Clorox 2® for Colors