Lavado de ropa en agua fría vs. agua caliente

¿Es mejor lavar la ropa en agua fría o en agua caliente? Obtén más información sobre la diferencia entre lavar la ropa con agua fría vs. caliente y descubre cuál tiene más efectividad.

En la actualidad están disponibles en el mercado detergentes para lavar ropa con agua fría, lo cual hace que la gente a menudo se pregunte si todavía es necesario lavar la ropa con agua tibia o caliente.

Mi experiencia en investigaciones sobre el lavado de telas siempre ha demostrado que, cuando se mantienen constantes todas las demás variables, al aumentar la temperatura del agua mejora la calidad de la limpieza y la eliminación de manchas. La efectividad general del lavado siempre va de (mejor) CALIENTE > TIBIA > FRÍA (peor).

Por eso siempre recomiendo usar el agua más tibia/caliente indicada en la etiqueta de cuidado de la tela. Los fabricantes de detergentes tienen cierta flexibilidad para cambiar los ingredientes de la fórmula con el objetivo de mejorar el rendimiento en condiciones específicas. Sin embargo, no hay forma de que estos cambios químicos compensen la disminución del rendimiento al bajar la temperatura del agua de lavado. De hecho, pruebas de lavado realizadas por mí mostraron que usar detergente para agua fría con agua tibia daba un rendimiento significativamente mejor que cuando se usaba con agua fría. Esto es cierto con todos los detergentes que he probado.

Debido a la gran cantidad de componentes aceitosos que tiene la suciedad producida por el cuerpo humano, se debe considerar lavar la ropa con agua caliente para obtener la mejor eliminación de suciedad posible. Pero, si realmente deseas utilizar agua fría para lavar la ropa blanca apta para blanqueador, asegúrate de agregar Clorox® Disinfecting Bleach junto con el detergente para mejorar el rendimiento del detergente. Ten en cuenta que si agregas blanqueador y aumentas la temperatura del agua, obtendrás resultados todavía mejores. De hecho, agregar el aditivo para ropa adecuado junto con el detergente es una excelente manera de mejorar el rendimiento de cualquier detergente. Existen otras formas de ayudar a que un detergente de agua fría funcione de manera aceptable al usarlo con agua fría: remoja las telas antes de lavarlas, aumenta la duración del ciclo de lavado y lava cargas más pequeñas.