Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

¿El blanqueador mata los gérmenes, virus y bacterias en la ropa?

Cuando llega la temporada de gripe nos preocupamos por matar los gérmenes en la ropa, pero está comprobado que las bacterias en la ropa y en la lavadora son un problema durante todo el año.

Más de los expertos de Clorox
Consejo de Mary Gagliardi
Obtén más por menos con paquetes de productos

Encárgate de la suciedad con un 10% de descuento en paquetes de limpieza preseleccionados o crea tus propias combinaciones de productos.

Obtén más por menos

Ahorra un 10% en paquetes de limpieza preseleccionados o crea tus propias combinaciones de productos.

Los gérmenes en la ropa pueden causar enfermedades durante todo el año, no solo cuando baja la temperatura ambiental y comienza la temporada de gripe y resfriados. Esto se debe a que las bacterias y los virus que se encuentran en la ropa pueden transferirse a las manos y de allí a la boca, los ojos o la nariz, enfermándonos. 

Una investigación realizada por el Dr. Charles Gerba de la Universidad de Arizona examinó las bacterias y los virus presentes durante todo el proceso de lavado y descubrió que, al lavar la ropa utilizando solo detergente, una gran cantidad de gérmenes no eran eliminados.

En un estudio que simulaba prácticas típicas de lavado de ropa en el hogar utilizando agua tibia, observó que, después del lavado, había contaminación bacteriana de materia fecal en toda la ropa y en el tambor de la lavadora. ¡Las bacterias que quedaron incluso aparecieron en ropa lavada posteriormente en la misma lavadora!

Afortunadamente, al agregar en la lavadora hipoclorito de sodio (el componente activo del blanqueador Clorox® Disinfecting Bleach) podrás desinfectar tu ropa. También es importante conocer las diferentes formas en que los gérmenes pueden propagarse durante todo el proceso de lavado. Continúa leyendo para conocer los pasos que debes seguir para detener la transmisión de virus y bacterias al lavar la ropa.

Artículos relacionados

Manipulación de la ropa sucia

El riesgo de enfermarte comienza aquí

Tocar y separar la ropa sucia de una persona enferma significa manipular telas que contienen una cantidad potencialmente alta de gérmenes que pueden transferirse no solo a tus manos, sino también a la cesta de la ropa sucia y al exterior de la lavadora. 

El uso de las toallitas desinfectantes Clorox® Disinfecting Wipes para limpiar superficies duras no porosas que entran en contacto con la ropa sucia durante su clasificación y carga en la lavadora matará los virus y las bacterias antes de que puedan propagarse a otros miembros de la familia. Y, por supuesto, lavarse las manos después de tocar la ropa sucia (y tener cuidado de no tocarse la cara, los ojos o la nariz antes de tener las manos limpias) también es importante para prevenir el contagio de enfermedades. 

Productos relacionados

Utilización de blanqueador para desinfectar

El blanqueador continúa siendo el recurso ideal para matar virus y bacterias

Durante más de 100 años, el blanqueador Clorox® Disinfecting Bleach ha sido utilizado para matar virus y bacterias, y desinfectar la ropa. Siempre debes seguir las instrucciones de uso del producto, comenzando por asegurar que tu ropa es apta para blanqueador antes de agregarlo al lavado. Evita usar blanqueador para lavar lana, seda, angora, cuero, spandex y telas que destiñen.

Artículos relacionados

hot setting on washing machine

Temperatura del agua de lavado

Mientras más caliente, mejor

Una temperatura más alta de lavado reduce patógenos más efectivamente que las temperaturas más bajas, por lo tanto, siempre que sea posible, asegúrate de seleccionar una temperatura del agua superior a los 40℃ (105℉). Esto es especialmente importante cuando buscas reducir la carga viral en ropa que no se puede lavar con blanqueador de forma segura. 

washing machine knob

Transfiere la ropa mojada de la lavadora a la secadora tan pronto como sea posible después de que se complete el ciclo de lavado. Dejar la ropa mojada dentro de la lavadora crea un caldo de cultivo perfecto para el crecimiento de bacterias, por lo que es importante colocarla en la secadora rápidamente. 

Al igual que con la temperatura del agua, el calor de la secadora también tiene un impacto en la reducción de patógenos, así que selecciona una temperatura de secado alta. Asegúrate de lavarte las manos después de transferir la ropa mojada de la lavadora a la secadora, porque cualquier patógeno restante (en las cargas que no fueron lavadas con blanqueador desinfectante) puede transferirse a las manos al manipular la ropa. 

Limpia el interior de tu lavadora

Realiza un ciclo de limpieza con blanqueador

Tanto la suciedad como las bacterias causantes del mal olor que prosperan en la pequeña cantidad de agua que queda en la lavadora después de finalizar el ciclo de lavado, pueden acumularse dentro del funcionamiento interno de la lavadora, especialmente en los modelos más nuevos de alta eficiencia. Estas bacterias pueden transferirse de la lavadora a la ropa durante el ciclo de lavado, lo que ocasiona que la ropa huela mal. La ejecución periódica de un ciclo de limpieza con blanqueador mantendrá el interior de tu lavadora libre de acumulación de suciedad y matará las bacterias que causan el mal olor.

Artículos relacionados