Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

Cómo preparar tu propia solución desinfectante con Clorox® Clean-Up® Cleaner + Bleach

Cómo preparar tu propia solución desinfectante con Clorox<sup>®</sup> Clean-Up<sup>®</sup> Cleaner + Bleach

Mientras todos tratamos de mantener a nuestras familias saludables y seguras, la necesidad de productos desinfectantes ha alcanzado niveles extraordinarios. Es por ello que creamos estas instrucciones que te ayudarán a que tu Clorox® Clean-Up® Cleaner + Bleach te dure más tiempo y puedas darle más usos.

Cómo usarlo

Clorox® Clean-Up® Cleaner + Bleach se puede usar de forma segura en muchas superficies de tu hogar.

Sigue estos simples pasos, recordando siempre seguir las precauciones de seguridad escritas en la etiqueta:

1. Si la superficie está sucia, límpiala previamente para eliminar la mugre o cualquier suciedad. Luego, mezcla 1 cucharada de Clorox® Clean-Up® Cleaner + Bleach con 2 tazas de agua (o 2 cucharaditas con 1 taza de agua).

CONSEJO: Prepara una solución nueva cada vez que vayas a desinfectar. Para garantizar su eficacia, no guardes una solución diluida durante más de 2 horas. Desecha lo que sobre cuando hayas terminado de utilizarla y prepara una solución nueva en cada ocasión.

2. Aplica la solución directamente sobre la superficie.

Puedes usar un paño de microfibras o un trapeador, esponja o trapo sintéticos. Se pueden usar toallas de papel u otros materiales de fibra natural (como papel, algodón, lana, bambú, etc.), pero no son el método preferido, ya que pueden degradar la solución de blanqueador y hacerla menos efectiva. Asegura que la superficie permanezca visiblemente mojada durante 5 minutos, y que los niños y las mascotas no entren en contacto con la solución mientras la superficie esté húmeda.

3. Limpia o enjuaga la solución de la superficie y deja que se seque al aire. 

Si estás desinfectando una superficie que entra en contacto con alimentos, debes enjuagarla con agua potable después de desinfectarla.

Dónde puedo usarla

Aunque la solución diluida debería poder usarse sin problemas en las siguientes superficies, recomendamos probarla primero en un área pequeña y discreta.

  • Electrodomésticos
  • La mayoría de las superficies del baño, incluyendo azulejos, tinas/bañeras, fibra de vidrio, puertas de ducha de vidrio, cortinas de vinilo, mostradores, armarios, lavamanos y pisos sin encerar
  • Mostradores de cocina duros, no porosos, incluyendo mármol sintético o cultivado (pero no en mármol natural)
  • Otras superficies alrededor de la casa, incluyendo linóleo, mostradores de Formica® o Corian®, acero inoxidable, granito sellado y cromo

Evita que entre en contacto con la ropa, tela, madera, caucho, pintura sin sellar y superficies de papel.