Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

Mantén tu árbol de Navidad fresco por más tiempo

Consejos de nuestros expertos.
Mantén tu árbol de Navidad fresco por más tiempo

Otro uso sorprendente de Clorox® Regular Bleach2 — ¡¿Quién se lo hubiera imaginado?!

No importa si este año harás tu primera visita a la granja local para cortar tu árbol de Navidad en familia, o si estuviste buscando por años el árbol perfecto en el bosque — cuando finalmente traes ese árbol a la casa vas a querer encontrar una forma fácil de mantenerlo fresco por más tiempo durante todas las fiestas.

Si sigues estos rápidos y simples pasos vas a poder prolongar la vida de tu árbol recién cortado al suministrarle los nutrientes que está perdiendo fuera del suelo.
Otras ventajas de tener un árbol fresco es que proporciona ramas más fuertes (¡para colgar los ornamentos!) y preserva ese olor inolvidable de la Navidad.

Solo necesitarás 3 ingredientes para fortificar el agua que usará tu árbol:

  • 1 taza de jarabe de maíz (Corn Syrup)
    El jarabe de maíz le proporciona al árbol glucosa, una parte esencial del metabolismo de la planta.
  • 2 cucharadas de hierro quelado (Chelated Iron)
    (Encuéntralo en tu vivero local o centro de jardinería) El hierro quelado es soluble en agua y por lo tanto estará disponible inmediatamente para que el árbol forme clorofila.
  • 1 ½ cucharadita de Clorox® Regular-Bleach2
    Mata las bacterias que inhiben la habilidad del árbol de absorber el agua.

Así es como lo debes hacer:

  1. Protege el área del suelo
    Primero, asegúrate de proteger el área del piso, debajo del soporte del árbol, con unas láminas de plástico de 6 mm (disponible en ferreterías) cortadas para que queden del tamaño justo, fuera del alcance de la vista, debajo de la falda del árbol. Coloca el soporte del árbol encima del plástico.
  2. Cortar el árbol
    A continuación, corta al menos ½ pulgada de la parte de abajo del árbol. Este “corte fresco” es especialmente importante si han pasado más de unas pocas horas desde que el árbol fue cortado.
  3. Protege tu área de trabajo
    Antes de preparar la solución para alimentar el árbol, protege tu área de trabajo cubriéndola con una toalla vieja y trabaja sobre ella para atrapar cualquier derrame.
  4. Mezcla la solución de agua
    Agrega 2 cucharadas de hierro quelado (chelated iron) y 1 taza de jarabe de maíz (corn syrup) en un envase de un galón, y luego añade 8 tazas de agua caliente. Finalmente, agrega 1 ½ cucharadita de Clorox® Regular-Bleach2, a la mezcla.
    Si es necesario, transfiere la solución a un recipiente diferente para que sea más fácil verterla en el soporte del árbol.
  5. Riega el árbol
    Una vez que el árbol está instalado el su soporte (y sabes que no lo vas a mover o ajustar más), agrega la solución en el recipiente del soporte del árbol — asegúrate de tener esa vieja toalla al alcance para secar cualquier derrame de líquido.

Importante: A medida que el árbol vaya absorbiendo la solución, tienes que ir rellenando el recipiente del soporte con más solución — ¡nunca dejes que la punta cortada del árbol se seque!
Así que revisa el árbol a diario y mezcla un nuevo lote de solución para alimentarlo cuando sea necesario.

¡Este truco funciona realmente bien! Otro uso sorprendente de Clorox® Regular-Bleach2, para ayudar a prolongar la vida de un árbol de Navidad recién cortado. — ¡¿Quién se lo hubiera imaginado?!