Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

Cómo limpiar las puertas de la ducha

Consejos de nuestros expertos.
Cómo limpiar las puertas de la ducha

Consiente tu ducha y tu tina o bañera con nuestros consejos profesionales para mantenerlas limpias y brillantes.

Las toallitas para vidrio Clorox® Glass Wipes pueden usarse en las puertas de vidrio para darles brillo de manera rápida y fácil.

Limpia las bañeras, puertas de la ducha, azulejos y pisos con un producto aprobado para matar los hongos. Una dosis diaria mantendrá el moho (hongos visibles) bajo control. Usa una solución de Clorox® Regular Bleach2 para matar los hongos y remover el moho*

Para eliminar los residuos de jabón de las tinas y las duchas, rocía las superficies con el limpiador para baños Clorox® Disinfecting Bathroom Cleaner hasta que estén mojadas. Espera 10 minutos, luego enjuágalas. No es necesario restregarlas.

¿Problemas con la lechada? El bolígrafo Clorox® Bleach Pen Gel es ideal para eliminar manchas difíciles de hongos y moho en azulejos y lechadas.

Para limpiar azulejos de cerámica esmaltados, rocía la superficie con el limpiador Clorox® Disinfecting Bathroom Cleaner y deja que el producto repose por varios minutos antes de limpiar los azulejos. ¡No necesitas restregarlos!

Haz espacio en la ducha. No trates de abarrotar todo en el borde de la tina o en la repisa de la regadera. Es mejor que busques un contenedor donde poner las cosas para transportarlas y tenerlas bajo control. Escoge un contenedor con suficientes ranuras y espacio para colocar todos los productos que usas en la ducha, pero que no sea tan grande como para que haya desorden y acumulación. Ten cuidado, porque estos contenedores se pueden convertir en un paraíso para el moho. Mantén los orificios secos y rocíalos regularmente con Clorox® Clean-Up® Cleaner + Bleach para limpiarlos.

*Debe utilizarse en superficies duras, no permeables.