Ir a la navegación principal Ir al contenido Ir al pie de página

Consejos para un regreso a clases saludable

La Dra. Darria Long, médico de emergencias y vocera de Clorox, compartió con nosotros algunos consejos para un regreso a clases más saludable y ayudar a prevenir la propagación de gérmenes en la escuela, el hogar o cualquier otro lugar.

Más de los expertos de Clorox
Obtén más por menos con paquetes de productos

Encárgate de la suciedad con un 10% de descuento en paquetes de limpieza preseleccionados o crea tus propias combinaciones de productos.

Obtén más por menos

Ahorra un 10% en paquetes de limpieza preseleccionados o crea tus propias combinaciones de productos.

La educación de los niños sobre la importancia de los espacios limpios y la seguridad contra los gérmenes comienza por la creación de hábitos saludables. Asegúrate de enseñarles estos hábitos saludables y practicarlos en casa para que puedan afrontar el año escolar con confianza.

  • Lávense las manos con frecuencia utilizando agua y jabón durante al menos 20 segundos (considera cantar “Feliz cumpleaños” dos veces mientras se las lavan). Esto siempre debe hacerse antes de comer, después de llegar de la escuela o guardería y después de jugar afuera.
  • Cúbrete la boca y la nariz al toser o estornudar, para ayudar a prevenir la propagación de gérmenes en las manos y las superficies. Enséñale a los niños a toser o estornudar en la parte interna del codo.
  • Si todavía no lo has hecho, ahora es el momento perfecto para llevar a tus hijos a su chequeo médico anual y realizar los exámenes físicos necesarios antes de que comiencen las clases. Asegura que estén al día con todas sus vacunas.
  • Trata de evitar el contacto cercano con personas enfermas, y si tú o un miembro de tu familia se siente mal, quédense en casa para minimiza el contacto con otros individuos.
  • Al comprar los útiles escolares, aprovecha para reponer o adquirir un kit de primeros auxilios.

Artículos relacionados

Mantén a los gérmenes alejados

Para ayudar a prevenir la gripe o un resfriado en esta temporada de clases, aplica estos consejos al regresar a casa de la escuela o la guardería.

  • Establece una “zona de contención” donde colocar los artículos escolares. Esto incluye un lugar designado para dejar los zapatos, mochilas, mascarillas sucias y otros utensilios escolares para que los gérmenes no se esparzan por toda la casa.
  • Instala una “estación de mascarillas” justo al lado de la puerta, con un contenedor para mascarillas limpias y un contenedor para descartar las mascarillas usadas.
  • Enséñale a tus niños a lavarse las manos (hasta alcanzar los codos) inmediatamente al llegar de la escuela y anímalos a cambiarse de ropa antes de ponerse a jugar.
  • Desinfecta regularmente las áreas comunes y las superficies de tu hogar que son tocadas con mayor frecuencia como las perillas de las puertas, las mesas, los controles remotos y los interruptores de luz. Recomiendo desinfectar las superficies de alto contacto con un desinfectante aprobado por la EPA, como las toallitas desinfectantes Clorox® Disinfecting Wipes, para ayudar a prevenir la propagación de los gérmenes.
  • Considera guardar un paquete de toallitas húmedas para manos o gel desinfectante para manos en la mochila de tu hijo para que tenga fácil acceso durante el día escolar.
  • Desinfecta las mochilas y bolsos para la escuela con Clorox® Disinfecting Mist y lávalos de vez en cuando con Clorox® Laundry Sanitizer para evitar los malos olores y mantener a los gérmenes bajo control.

Productos relacionados

Aliméntate bien y haz ejercicio

Los buenos hábitos en la infancia conducen a buenos hábitos en la edad adulta y es por eso que ahora es un buen momento para que los niños aprendan costumbres saludables. Además, dado que muchos niños consumen casi la mitad de sus calorías en la escuela, es sumamente importante tener alimentos saludables para ellos en casa.

  • Planifica una comida familiar saludable todas las noches para fomentar una nutrición adecuada y compartir experiencias divertidas sobre tu día. Los estudios han demostrado que comer con la familia se asocia con mejores relaciones e incluso un mejor rendimiento escolar.
  • El fin de semana deja listos varios vegetales y planifica las comidas del resto de la semana. Así podrás tener a mano todos los ingredientes necesarios para preparar la cena en los días más ocupados.
  • Ayuda a que tus hijos se mantengan activos cuando están fuera de la escuela caminando con ellos, jugando a la pelota en el patio o manejando bicicleta por el vecindario.
  • Anima a tus hijos a mantenerse hidratados y reemplaza las bebidas azucaradas por agua.

Duerme bien por la noche

Más de la mitad de los estudiantes de secundaria y preparatoria/bachillerato no duermen lo suficiente, lo que puede afectar negativamente su peso, salud mental y concentración en la escuela.

  • Retira los dispositivos electrónicos del dormitorio para mejorar la calidad del sueño. Crea una rutina a la hora de acostarte para ayudar a programar tu cerebro a establecer un horario de descanso regular.
  • Evita comer mucho y tomar bebidas con cafeína antes de acostarte. Ambas cosas afectarán tu ritmo circadiano, lo que te dificultará conciliar el sueño y alterará tu metabolismo y otros ciclos corporales.
  • Establece el mismo horario para levantarte y acostarte todos los días, incluyendo los fines de semana. Aunque parezca inconveniente, mientras más lo hagas, más fáciles serán tus mañanas.